Mascoteando.pe nació con el propósito de ayudar a los albergues de mascotas a conseguir grandes volúmenes de comida a precios accesibles y con delivery.
Durante mis voluntariados para apoyar a la ayuda animalista en mi ciudad, me di cuenta que en Lima los albergues son administrados por personas mayores, que tienen problemas en adquirir alimentos en sacos, de hasta 15 kilos de peso, que son donados por terceros o comprados. Lo que nos llevó a crear un servicio de delivery de alimento para mascotas que luego se terminó convirtiendo en un ecommerce por la demanda que encontramos de los vecinos.
Mascoteando.pe fue mi primera incursión digital creada desde cero, dentro de todas las cosas que pasaron, finalmente resultó ser una experiencia enriquecedora porque me dio la oportunidad de conocer el marketing digital desde un punto de vista distinto al de un comunicador. Me saqué el “traje” de publicista y me metí de lleno a un mundo digital para el cual no tenía nada preparado. Mi intuición y mis conocimientos académicos me permitieron embarcarme en este mundo tan difuso y amplio como es el ecommerce. En el año 2014, la compra por internet era muy baja, además de vender había que educar al público objetivo…
Para empezar, nunca compramos un stock de productos, Mascoteando.pe nació de la metodología “lean startup”: crea el producto mínimo viable y empieza a vender. Lo que en un inicio fue un blog en donde adquirimos los productos de acuerdo a los pedidos semanales, se terminó en convertir en un sitio web con carrito de compras. Nuestro inventario se basaba en tiendas específicas  y en centros comerciales como MAKRO, el pedido entraba y pasábamos por tienda a comprar y entregar.
Una locura fue Mascoteando.pe, cuya misión era convertirse en una plataforma para ayudar a las personas a adquirir alimentos balanceados a menor costo y con la facilidad del delivery. La estrategia comercial se basó en asistir a eventos y conversar con nuestro público objetivo, no quería crear un producto final sin antes estar seguro que el ecommerce y las mascotas iban de la mano en mi sociedad. El marketing digital se basó en campañas en Google, email y subscripciones mensuales para pedidos automáticos.

Sin embargo, Mascoteando.pe no podía ser solo un ecommerce, mi visión con la página era convertirlo en la plataforma definitiva para mejorar la tenencia responsable de la sociedad. Y como pueden ver, mi misión y visión eran muy distintas, motivo por el cual nunca pude armar un equipo sólido de trabajo ni tener los objetivos “estrellas” necesarios para definir la hoja de ruta. Algún día volverá Mascoteando.pe, por ahora es una experiencia y muchos gigas de información en el disco duro de mi pc.